Como seleccionar aromas de acuerdo al clima

publicado en: Uncategorized | 0

Como seleccionar aromas de acuerdo al clima

 

El segmento que los meteorólogos tienen en los noticieros y las secciones del pronóstico del tiempo presentes en los periódicos resultan de gran interés cuando alguno de nosotros desea saber cómo estará el clima durante la semana.

Aunque los expertos pueden fallar con sus predicciones, muchos prestamos atención a los datos que ellos arrojan para planificar, por ejemplo, el tipo de vestimenta que usaremos al día siguiente o para tomar recaudos que nos protejan, según cada caso, del frío, la lluvia o la nieve.

Poco incide en nosotros recordar en qué época del año nos encontramos: si tenemos la costumbre de informarnos sobre el estado del tiempo, es porque sabemos que las condiciones climáticas siempre pueden sorprendernos. ¿Quién no ha lamentado en alguna ocasión, por citar un caso puntual, haber salido a la mañana de su casa muy abrigado y enfrentar horas después una temperatura veraniega de 25 grados centígrados en pleno otoño? ¿Qué mujer no se arrepintió de haber elegido sandalias justo el día en el que el sol terminó desapareciendo como consecuencia de una tormenta repentina que inundó la ciudad? ¿Qué hombre, en pleno diluvio, no maldijo su decisión de no guardar justo esa noche el auto en el garage? Como resulta evidente, el clima influye en nosotros, en nuestras elecciones y en nuestro ánimo, y hasta condiciona gran parte de nuestras actividades.

Los datos referidos al estado del tiempo, como sabrán por experiencia propia, también hacen aflorar en nosotros ciertas predilecciones, emociones y sentimientos. Aquellos que adoran el verano, por ejemplo, se muestran de buen humor y disfrutan los días cálidos que se presentan a lo largo de todo el año, mientras que los amantes del invierno se fastidian cuando el termómetro traspasa cierto nivel.

Inútil es creer que existe una fórmula para evitar que el clima arruine nuestros planes o que hay técnicas que nos ayudarán a aceptar de buena gana a aquellas condiciones que, por cuestiones de preferencia personal, solemos rechazar. Sin embargo, desde este espacio estamos en condiciones de sorprenderlos con una alternativa que no es mágica pero sí posee el poder de atenuar o potenciar ciertas realidades.

Se trata del empleo de sustancias aromáticas con una finalidad específica: evitar que las condiciones meteorológicas repercutan en nuestro ánimo y estimular a nuestro organismo a partir de aromas asociados a elementos considerados por la meteorología.

Tal vez la teoría o la descripción realizada en el párrafo anterior sean un poco confusas y no permitan entender, en concreto, qué relación puede existir entre el pronóstico del tiempo y nuestro olfato. Por esa razón, a continuación plantearemos situaciones hipotéticas que, seguramente, les servirán de inspiración, les permitirán reconocerse como parte activa de esa clase de circunstancias y, sin duda, les despertarán un profundo deseo de adoptar nuestra propuesta como un hábito saludable capaz de mejorar su realidad cotidiana.

Supongamos que el sábado amaneció lluvioso y ventoso. La idea inicial era disfrutar de una salida al aire libre, un plan familiar frustrado dado el panorama. Ante tal cuadro, podemos considerar perdido el día y quedarnos enojados en la cama o minimizar la situación, aceptar que no está en nuestras manos dominar el clima y buscar el modo de aprovechar el fin de semana. Una esencia en un hornillo que nos remita al campo, que nos recree la imaginación y nos transporte mentalmente a un paisaje lleno de verde, con animales y aves reproduciendo alguna bella melodía, por ejemplo, podría relajarnos y aportarnos paz y optimismo.

aromas-Olor a lluvia

Asimismo, un aromatizante con olor a pasto mojado o al clásico “olor a lluvia” nos hará recordar que, pese a que la tormenta arruinó nuestra salida, los días lluviosos también tienen su encanto.

Durante los agobiantes días de la época estival, en cambio, despertar a nuestro olfato con aromas florales o con notas olfativas bien veraniegas asociadas a la playa o al típico perfume de los protectores solares nos generará una sensación de frescura y creará en nuestra mente bellas imágenes relacionadas a las vacaciones.

Aquellos que vivan en zonas donde se registran nevadas, por su parte, tienen a su alcance la posibilidad de combatir las marcas bajo cero con algo más que un sistema de calefacción. Si el frío amenaza con congelar hasta las neuronas y ya de sólo ver las calles teñidas de blanco sentimos que no podremos resistir semejante crudeza climática, entonces será cuestión de apelar a la estrategia de poner en funcionamiento al olfato. Con una fragancia intensa, afrodisíaca o que reproduzca el aroma de algún producto o material asociado al calor y a la energía (como la leña, el chocolate o el fuel) es probable que podamos sentirnos más fuertes y vigorosos. Si, en esos momentos donde el calor parece brillar por su ausencia, tenemos la fortuna de tener a nuestro lado a la persona amada y sabemos qué aroma difuminar en el ambiente para despertar la pasión, entonces el efecto será mucho más poderoso y efectivo.

Las condiciones climáticas, como resulta evidente, no son más que una excusa para facilitar la elección de un detalle olfativo. Si queremos oler bien y dejar en cada rincón de nuestro hogar una huella agradable para el olfato, siempre deberemos prestar atención a nuestro ánimo y guiarnos por nuestras propias preferencias. Hay, como ya hemos contado en otras oportunidades, fragancias específicas para cada ocasión y con la capacidad de provocar diversas sensaciones y reacciones: sólo es cuestión de saber detectar cuál de todas las esencias inventadas nos ayudará en cada caso particular. Si te parece que, en tu familia, el estado del tiempo posee un elevado nivel de influencia, entonces no lo dudes: analiza qué fragancia puede contrarrestar los efectos negativos del clima y contribuí, con sólo programar un aromatizador automático o encender un hornillo, al bienestar de todos los integrantes de tu grupo. Así de fácil, fascinante y práctico.

aromas-fragancias Ambientalis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *